Noticias destacadas

Cuando más es menos: The Witcher III

Desde que jugué por primera vez a Final Fantasy VII cuando tenía doce años he sido un fan acérrimo a los RPG. He jugado a muchísimas franquicias distintas, me encantan los Dragon Quest, los Tales Of, o los Golden Sun por nombrar algunas sagas, pero a pesar de ello, y aunque sabía que gozaba de buenas críticas por parte de prensa y usuarios, nunca he sido muy fan de la saga The Witcher. Su trama nunca ha acabado de engancharme del todo y su personaje principal siempre me ha parecido de todo menos carismático. Es por eso que cuando empezaron a salir las primeras noticias de The Witcher III la verdad es que ni los miraba. Poco a poco y sin darme cuenta, no me preguntéis por que razón, empezó a llamarme la atención hasta que un día me encontré viendo todos los vídeos y noticias disponibles. Pasé de mostrarme indiferente hacia él a estar muy hypeado y con muchas ganas de probarlo así que, como podéis imaginar, el día de su lanzamiento, después de leerme mil reviews, fui corriendo a por él.
La verdad es que el juego en un principio cumplió todas mis expectativas, en la primera zona del juego, Huerto Blanco, encontré todo lo que podía pedirle a un buen juego de rol: un mundo abierto enorme por recorrer, misiones secundarias de calidad, coleccionables por recoger, un sistema de combate que, a priori, parecía interesante, etc. Todo ello además adornado con un apartado gráfico espectacular, lleno de fallos eso sí, pero espectacular al fin y al cabo. Al pasar a la siguiente zona, Velen, es cuando empecé a encontrarme con el principio del final del juego.

Al principio iba intercalando un par de misiones secundarias con una principal, entre medio, si me venía de camino, recogía algún coleccionable y, de vez en cuando, me echaba alguna partida de Gwynt, a medida que iba completando alguna cosa, me aparecían cien nuevas, iba avanzando por el mapa y solamente aparecían más y más cosas por hacer y la motivación de tener el juego nuevo y las ganas de tenerlo todo, me animaron a seguir intercalando unas cosas con las otras y, de rebote, ir dejando otros juegos en mi estantería para más adelante.
Pero cuando llevaba más de 60 horas de juego me di cuenta de que era totalmente imposible completar ni tan siquiera un 50% de todo lo que el juego quería ofrecerme a no ser que le dedicase todo mi tiempo de vicio disponible hasta, mínimo, finales de año (suelo poder jugar unas 12 horas semanales más o menos). Decidí dejar todo lo secundario de lado, pasarme la parte principal del juego para, al menos, saber como acababa la historia de Geralt pero ya era demasiado tarde: el interés que tenía en el juego se había desvanecido totalmente por aburrimiento.
Como ya he dicho al principio, soy un gran aficionado a los RPG, soy de los que les dedica más de 100 horas, de los que suben a todos los personajes a su máximo nivel y de los que busca absolutamente todos los secretos pero con The Witcher III me ha sido totalmente imposible. Me pareció muy buen juego pero es el claro ejemplo de que a veces más es menos.

Está bien que un RPG tenga misiones secundarias pero no que tenga más de 100 de casi una hora de duración de media. Está bien que tenga sus coleccionables pero no que cada vez que consigo uno aparezcan 100 puntos de interés nuevos en el mapa. En realidad, si está bien que tenga todo eso pero solo en el caso de que quieras renunciar a jugar a otros juegos durante más de 6 meses.
Como ya he dicho más arriba me considero un completista en cuanto a RPG se refiere y disfruto consiguiéndolo todo, pero este, desgraciadamente, me ha agobiado.
No digo que The Witcher III sea mal juego, de hecho, durante el tiempo que lo he jugado lo he disfrutado mucho más de lo que creía y lo considero como uno de los grandes candidatos a GOTY de este año, pero reconozco que el hecho de que tenga tantísimo contenido solo ha conseguido abrumarme y  desmotivarme haciendo que, al final, haya acabado en su caja en mi estantería de juegos de donde, probablemente, nunca más vuelva a salir.

Acerca de Felipe Muñoz (2583 Artículos)
Desde mi primer Amstrad CPC 464 gran parte de mi vida ha girado siempre entorno a la informática y los videojuegos. Tengo especial predilección por los shooters y los juegos en primera persona. Me encanta también el cine de acción, las películas palomiteras y el manga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: