JUEGOS y COSPLAYS » Cine » Crítica Regresión de Amenábar

Crítica Regresión de Amenábar

Sinopsis:

Minnesota, 1990. El detective Bruce Kenner (Ethan Hawke) investiga el caso de la joven Angela (Emma Watson), que acusa a su padre, John Gray (David Dencik), de cometer un crimen inconfesable. Cuando John, de forma inesperada y sin recordar lo sucedido, admite su culpa, el reconocido psicólogo Dr. Raines (David Thewlis) se incorpora al caso para ayudarle a revivir sus recuerdos reprimidos. Lo que descubren desenmascara una siniestra conspiración.

El director hispano-chileno, nos trae este peculiar thriller inspirado (que no basado) en hechos reales, acontecidos en estados unidos en la época de los noventa. Amenabar, da su versión de lo que podía haber ocurrido en esa época. Para ello, con financiación española, ha contado con un reparto americano que, pese a prometer grandes interpretaciones, nos deja un sabor agridulce. Por un lado tenemos a Ethan Hawke, con una interpretación muy lograda, transmitiendo al espectador la intensidad con la que sobrelleva los acontecimientos. La parte agria nos la  ofrecerá Emma Watson, donde veremos interpretaciones planas, inexpresivas y carentes de emociones, quizá como actriz secundaria su papel hubiese sido más acertado. El resto de reparto, cabría destacar la actuación de Devon Bostick, transmitiendo perfectamente ese momento de angustia vividos en el pasado.

 

Ethan Hawke dándole consejos a Emma Watson para mejorar su actuación.

Argumentalmente la película cae víctima de su promesa, y es que, si el largometraje comienza de una manera inexplicable, haciendo creer al espectador que estará inmerso en la incógnita de qué está sucediendo a cada minuto, a medida que avanza la historia vemos que todas las incógnitas se resuelven antes de lo previsto, haciendo perder el interés por la trama, y únicamente dejando al espectador intrigado por lo que ocurrirá en momentos puntuales.

En cuanto el apartado sonoro, pasa totalmente desapercibida la banda sonora compuesta por Roque Baños, quizá ensalza la sensación de suspense en algún momento puntual de la trama, aunque tras finalizar la película, raros serán los espectadores que recuerden alguna pista de sonido.

En numerosas ocasiones de la trama, Amenabar nos repetirá que guardemos silencio, pues seguramente estaremos criticando su descafeinada trama.

 

La parte positiva la tendremos en los escenarios, y es que gran parte de la película transcurre en entornos abiertos, mostrándonos una Minnesota de los 90 con mucho mimo y detalle; por otro lado, el apartado de iluminación está magistralmente puesto en escena, ya que gran parte del metraje transcurre en entornos muy oscuros sin que el espectador eche en falta la luz.

Conclusión :

Tedioso largometraje, que durante 1h y 46 minutos, nos preguntaremos donde está el Alejandro Amenabar que dirigió “Tesis” o “Los Otros”. Solo cabe destacar la gran interpretación de Ethan Hawke y algunos escenarios exteriores, lo cual no justifica el reembolso de una entrada de cine. Desde Gam3 confiamos no tener Regresiones para poder olvidar pronto esta película.

Que te ha parecido?

0 0

Deja un comentario